Se retiró Ronaldinho de las canchas de fútbol profesional

Sao Paulo, Brasil.- Ronaldinho, “la sonrisa del fútbol”, tal como lo describió el martes el Barcelona, ha puesto fin a su carrera en el fútbol profesional.

Roberto Assis, hermano y agente del astro brasileño, anunció que Ronaldinho quiere disputar una serie de partidos de despedida, a partir de agosto. Luego, el futbolista de 37 años desea concentrarse en su ya agitada vida fuera de las canchas.

Ganador del Balón de Oro en 2005, Ronaldinho disputó su último partido como profesional en 2015, vistiendo la camiseta del Fluminense. Desde entonces, ha mostrado poco interés por jugar.

“La carrera profesional de Ronnie ha terminado. Quiere ser embajador del fútbol, hacer obras de caridad y trabajar con sus amigos en la música de ahora en adelante”, dijo Assis a The Associated press.

Assis espera programar los encuentros de despedida después la Copa del Mundo, que concluye el 15 de julio en Rusia. El plan inicial apunta a realizar partidos en Brasil, Europa y Asia, así como involucrar a la selección nacional brasileña, comentó Assis.

En julio, Ronaldinho dijo en el marco de un partido amistoso en Chechenia que estaba “demasiado viejo” para volver al fútbol. Se pronunció en el mismo sentido en noviembre, en declaraciones a la televisión brasileña, aunque no descartó la posibilidad de reconsiderar su decisión.

La exitosa carrera de Ronaldinho incluye un título en el Mundial de 2002, uno en la Liga de Campeones de Europa en 2006 y dos cetros de la Liga española con el Barcelona, así como dos premios de la FIFA al mejor futbolista del año en 2004 y 2005.

Jugó 101 partidos y anotó 35 goles con la selección de Brasil, de 1997 a 2013. En el Mundial de 2002, no era la figura principal de la “Canarinha”, liderada entonces por Rivaldo y Ronaldo, pero tuvo un papel protagónico en la victoria por 2-1 sobre Inglaterra en los cuartos de final, con un gol y un pase para otro.

Consiguió aquel tanto con una sobresaliente ejecución de un tiro libre.

Cuatro años más tarde Brasil era el gran favorito para coronarse y Ronaldinho era considerado el mejor jugador del mundo. Pero la aventura mundialista fracasó en los cuartos de final ante Francia.

Ronaldinho comenzó su carrera profesional en 1998, jugando para Gremio en el sur de Brasil. Emigró al París Saint-Germain en 2001 y fue fichado por el Barcelona dos temporadas más tarde.

En el Camp Nou fungió como el motor de un Barsa que recuperó la prominencia. Pero tras conquistar una serie de trofeos, comenzó el declive de su carrera. Medios españoles e incluso brasileños lo acusaron frecuentemente de falta de profesionalismo, pese a que ejerció entonces como mentor de un joven Lionel Messi.

El club catalán rindió un homenaje a Ronaldinho el martes.

En 2008, cuando Messi se había convertido ya en figura del cuadro “Blaugrana”, Ronaldinho se marchó al Milan. Pese a formar parte de un equipo que ganó la Serie A en 2011, jamás volvió a mostrar el mismo nivel en la cancha.

Al igual que el Barcelona, el Milan publicó un tuit de agradecimiento.

“El hombre que encantó a San Siro y a cualquier fanático del fútbol”, manifestó el club italiano. “Ronaldinho se retira luego de iluminar las canchas de todo el mundo con su magia”.

Cuando volver a su país se convirtió en una alternativa real, Ronaldinho frustró los intentos de Gremio por reincorporarlo en sus filas. En vez de ello, el crack firmó con el Flamengo.

Luego de actuaciones decepcionantes en Río de Janeiro, se fue al Atlético Mineiro, un club que entonces peleaba más frecuentemente por conservar la categoría que por conquistar títulos.

Pero un Ronaldinho más maduro llevó al “Galo” a otro nivel. Con sus precisos pases y sus gambetas imposibles, guio al equipo de Belo Horizonte al segundo puesto en el Brasileirao de 2012.

Un año después, fue clave para que su club alzara la Copa Libertadores por primera ocasión. Pero no vio coronadas sus esperanzas de colarse en la selección que, como local, disputó el Mundial de 2014.

El destino del astro fue entonces Querétaro, club de la ciudad mexicana homónima con algunos descensos y ningún título en su palmarés. El club disputó la única final de liga en su historia, en el Clausura 2015, pero cayó ante Santos Laguna y Ronaldinho no jugó de inicio en el cotejo de ida ni en el de vuelta.

Sus últimos siete duelos como profesional fueron con el Fluminense. Pero sus actuaciones para entonces distaban mucho de las que brindaba en sus días de gloria en España.

 

Reside actualmente en Río, y ha aparecido en anuncios publicitarios de todo el mundo desde que dejó las filas del “Flu”, (AP).

Significativamente Ronaldinho, ha sido uno de los baluartes del futbol mundial para Brasil, y también para equipos de talla internacional como el Milán, Barcelona, incluso para el Querétaro de México, porque al equipo mexicano lo encumbró aun cuando ya estaba dando las ultimas patadas y soberbios goles que llegó anotar con los queretanos, regresando obligadamente a los aficionados al estadio de la Corregidora porque el equipo sin Ronaldinho estaba en picada a la segunda división o división de ascenso.

El “gaucho”, pudo instalar su fama en varias partes del mundo, sobre todo al alinear en la selección del Brasil, como una fuerza descomunal que logró llevar al seleccionado Verde-Amarella, a las cumbres del éxito, acompañado por grandes incluyendo al afamado Ronaldo.

Para la historia del futbol en México Ronaldinho, significa el ejemplo de que no sólo con la mecánica obra de jugar, se podría lograr el éxito, se requeriría de disciplina y un poco de entusiasta diversión, tal y como lo realizo Ronaldinho no sólo dentro, sino hasta fuera de las canchas.

Así con estilo Ronaldinho, quién emulara a su antecesor en la fama, Ronaldo, porque primero Ronaldo le “mostro” a su pupilo, en el Sao Paulo de Brasil, que también con la sonrisa se puede jugar y mostrar al mundo el estilo incomparable de un juego lucido y brillante, muy espectacular y fuera de serie.

Ronaldinho pasa a la historia como uno de los más grandes en el manejo del balón, en el estilo brasileiro que capturó de niño en las playas de Copa Cavana y en Río de Janeiro, para consolidarse como el mejor a nivel mundial en equipos de talla internacional en Italia y en España, donde se encumbro, como el mejor extranjero en ese país.

Ahora Ronaldinho espera sin duda mostrarse al mundo, según rumores extra oficiales, como un técnico de las canchas, aunque hasta el momento todavía no está oficialmente establecido, pero sin duda los clubs del mundo querrían, incluyendo a Querétaro de México, tenerlo como director técnico y que dirija las huestes con el tinte ideal de su conocimiento futbolístico, ojala que Ronaldinho mire su posibilidad de ser entrenador en un equipo mexicano.

Toluca- Estado de México, 14 de Febrero de 2018