Increíble, ahora resulta que el diputado y ahora Presidente de la Junta de Coordinación Política de la LIX Legislatura del Estado de México, Miguel Samano Peralta, argumentó que el número de feminicidios en el estado de México se ha reducido, o sea que para el señor legislador, hay pequeño respiro que no se mate a tantas mujeres, sólo pocas, no MAKAYU, no puede ser que un personaje como este e integrante del partido en el gobierno del estado de México, trate de “defender” a su primer patrón Alfredo del Mazo Maza, para intentar “tapar” el suceso que aconteció el pasado martes 13 de este mes de Marzo en la explanada de la Plaza Cívica de la capital del estado de México, Toluca, en donde elementos de la policía estatal, irrumpieron con mazo y tolete a golpear a los manifestantes.

Estos reclamaron desde el principio el número alto de feminicidios que en las listas lamentablemente del país, muchas organizaciones tienen como el número mayor sucedido en el territorio mexiquense, y que a un individuo como el diputado se le ocurra decir placenteramente que hay menos feminicidios, porque lo ocurrido este martes 13, nadie puede taparlo y olvidarlo, 14 personas están en calidad de “desaparecidas”, porque al parecer sufrieron el “levantón” debido a que no llegaron los guardianes del orden público con órdenes de aprehensión, detención o presentación firmada por un juez, y los subieron a patrullas y se los llevaron con rumbo desconocido, algo parecido al caso Ayotzinapa.

Si en este caso la autoridad que dirige la Secretaría de Seguridad del Estado de México, puso en marcha la nueva “Ley Eruviel”, que cifra que cuando alguien protesta sin miramientos puede ser sujeto a tremenda golpiza y después se averigua porque estaba protestando, algo así dice el documento avalado por los diputados pues aquí cabría en analizar muy bien lo que hicieron los elementos, que a decir de los protestantes, eran policías del estado por la vestimenta que llevaban y porque nadie más fuera del sistema podría hacer un hecho así tan descabellado y violento, clásico actuar de los guardianes del orden mexiquenses.

Ahora si la aprobación de la denominada “Ley Atenco”, “!Ley Eruviel” o “Ley Garrotazo”, hace posible que los elementos policiacos se pasen de listos, entonces estamos hablando de un caso de abuso en flagrancia irresponsable de parte de las autoridades para maniatar a los manifestantes que este martes reclamaron el alto índice de feminicidios que pone al estado de México en un dilema no sólo a nivel nacional, sino Internacional, lo cual perjudica la imagen de México ante el mundo.

Pero se considera que tampoco debería haber detenidos y “desaparecerlos” del mapa como si se tratara del actuar de grupos delincuenciales, entonces donde quedan los dichosos derechos humanos de los mexiquenses, al manifestarse, incluso, pacíficamente, por consecuencia la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, que en muchas y muy seguidas ocasiones actúa solo en favor de quién más le conviene, podría entrar al quite y reclamarle a la Secretaría de Seguridad que sus elementos han incurrido en un grave delito, “secuestrar” a 14 manifestantes y que los dejen a la luz pública, que todo mundo vea donde los llevaron y que les hicieron, algo que no se vale aún con la aprobada Ley Atenco, que los diputados en un periodo de vacaciones, mañosamente aprobaron, para que los polis ya les pongan friegas sabrosas a quiénes reclaman ante el público sus derechos y demandas de mejoras de vida.

El caso, el primero en su haber para el gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo Maza se pone interesante, porque había iniciado tranquilamente su mandato, apenas este mes de Septiembre del 2017, y ya tiene una mancha en su haber, todo porque a los polis se les ocurre sorprender de  madrugada a los manifestantes que reclaman mayor protección hacia las mujeres y otras demandas justas para mejorar su calidad de vida en todos los rubros, y zas, la riegan gacho.

Es aquí que no entendemos la política del nuevo gobierno del estado de México, que no acepta que le reclamen que no está haciendo su trabajo, los números lo dicen por si solos, hay muchos feminicidios y el estado de México se lleva el primer lugar a nivel nacional, ni modo, esa es la cruda y evidente realidad, no se puede ocultar, porque muchas organizaciones sociales en el país así lo llevan en sus números, y cada vez más mujeres están fastidiadas de que las mujeres violentadas no obtienen clara justicia, al parecer sólo hay pocos detenidos por esta razón, ya sea en lo colectivo o en lo individual, finalmente es un feminicidio, el motivo por el cual se manifestaron con relación al pasado Día Internacional de la Mujer” en donde nada se tenía que festejar, pero en fin.

Por otro lado, ya algunos actores políticos están preparando sus objetivos con miras a la justa electoral a la que se van a enfrentar, los precandidatos se convertirán, de acuerdo a sus partidos políticos en candidatos oficiales, por lo que ya se manejan muchos nombres, muchos presuntos candidatos pidieron permisos en sus chambas para incorporarse a las reglas del juego.

Por ejemplo hay alcaldes que pidieron permiso de ausentarse para otra vez por sus partidos irse a la contienda por las presidencias municipales que muchos manejan, ahí está Mauricio Osorio del PRI, que pidió licencia como alcalde para contender nuevamente por la alcaldía de Valle de Bravo, el señor al parecer no tiene llenadero, ni mucha simpatía entre la gente, la gran mayor parte está en contra de esta asignatura de la reelección, porque están cansados que siempre “van los mismos”.

Aquí habría que ver si puede ratificarse como edil para los próximos tres años más, pues la calificación se la va a dar los ciudadanos vallesanos, si lo quieren pues le dan el triunfo, sino pues que se vaya a buscar otro hueso a otra parte, así de sencillo.

Mientras que en Toluca, Fernando Zamora quién no tiene mucha simpatía entre los residentes toluqueños, también pide licencia para “aprovechar” la figura oficial de la reelección y va a contender otra vez por la presidencia municipal de Toluca para el trienio 2018-2021.

Fernando Zamora que no tiene simpatía en su propio terruño (San Cristóbal Huichochitlán) pues va a tener que remar contra corriente, para los tolucos el calificativo que le dan es que ya no quieren como alcalde, lo ven soberbio, desfasado como político y no le encuentran nada de simpatía, como que le falta algo, podría ser la “sencillez” que le caracteriza a otros personajes de la política mexiquense.

Así varios personajes que se sienten “iluminados”, quieren repetir para seguir ganando billete al por mayor, como se dice común y vulgarmente, seguir obteniendo el “huesito”, porque no van a encontrar otro sitio laboral en donde puedan obtener sus ganancias de inversión realizada para contender por el mismo u otro puesto político, estamos de acuerdo…?

Toluca- Estado de México, 21 de Mayo de 2018